Comentarios de los clientes, marketing, CRM, etc…, estos conceptos ayudan a crear las mejores aplicaciones móviles.

Y la necesidad de crear aplicaciones móviles que aporten una buena experiencia al usuario, nunca ha sido mayor.

Entrados ya en el 2015, y en el caso de que su empresa esté planteándose lanzar su primera aplicación móvil o si va a actualizar la actual, , hay varios puntos clave a tener en cuenta con el fin de asegurar que su estrategia móvil tenga éxito. 

Una aplicación móvil es…una aplicación móvil.

Su aplicación móvil no es su sitio web ni su sitio web para móviles. El año pasado, el móvil fue aún visto por muchas empresas como principalmente una herramienta de m-commerce. No es que sea incorrecto, pero es incompleto

¿Y qué es, entonces?

Pues debe ser considerada como un “mando a distancia” para tu marca. Es el programa de fidelización, es una red de comunicación privada, es un programa de e-mail, un programa de ofertas personalizadas (a través de los beacons) e incluso una tarjeta de crédito. Las aplicaciones móviles unifican programas, unifican canales y lo empaquetan todo para ponerlo a disposición de los mayores seguidores de cada marca.

aplicaciones móviles en 2015

Y aunque es más fácil medir el impacto de una aplicación móvil en las ventas de m-commerce (la cantidad de datos sobre conversión, etc… es interminable), el impacto general de dicha aplicación en el proceso de decisión de compra, de la fidelidad a la marca y de las acciones que se llevan a cabo en el proceso de compra offline (es decir, en la propia tienda) no puede ser ignorada. Y gracias a las nuevas posibilidades que nos llegan como el mobile payment y los beacons, este impacto EN CONJUNTO de la aplicación será más fácil de medir y evaluar si realmente tiene éxito. 

Una buena característica no hace una aplicación móvil pero la facilidad de poder escuchar los comentarios de los clientes e iterar, sí. No hay que caer en el error de que un excelente proceso de compra a través del móvil sea la panacea…¿y si los usuarios dicen otra cosa? Los usuarios quieren algo que funcione bien. Una app personalizada, intuitiva. La innovación es muy importante, y es un factor clave para que nuestra app tenga muchas estrellas…pero no hay que obsesionarse.

En lo que hay que prestar atención es en escuchar al cliente y probar, y mejorar, hasta que le ofrezcamos, a través de esta herramienta, una experiencia lo más cercana posible a sus deseos. 

Y obviamente hay que dedicar un esfuerzo importante a promocionar dicha aplicación móvil. Ya no podemos esperar en que sea descubierta de forma casual. Eso es comprar todos los números para el fracaso.

Se está demostrando que aquellas marcas cuyos usuarios utilizan la correspondiente aplicación móvil tienen más ventas, sin más. Y eso es lo que cuenta. Por lo tanto, las marcas deben aprovechar su actual alcance digital (newsletters, por ejemplo) para fomentar el uso de sus aplicaciones móviles correspondientes.

Y finalmente, no olvidemos los programas de CRM. La gestión de los clientes ya era importante….pues ahora lo es más. El acto de compra, antes, durante y después, se ha convertido en un mix-multicanal. Saltamos del online al off-line pasando por lo social. Tal vez el cliente no habrá comprado con el móvil, pero dicha app habrá influído en su decisión final.

Y no olvidemos, el CRM nos proporcionará los datos para personalizar la aplicación y sus funcionalidades, y recordemos que ésta es una de las características que condiciona el éxito de la misma y en definitiva el éxito de nuestra marca.

 

 

El artículo Aplicaciones móviles en 2015 ha aparecido en primer lugar en SinergiaLabs